Acoso laboral

Acoso laboral / Dra. Abigaíl Bello Gallardo

Diario de Xalapa
24 de abril de 2016

 

El acoso laboral afecta hasta al 15 por ciento de los trabajadores a nivel mundial y por lo menos al 50 por ciento de los profesionistas en México. Este tipo de violencia produce graves trastornos en la salud física, sexual y mental de los trabajadores, que incluyen la muerte. Se puede prevenir.

Con el objeto de informar a su innumerable y creciente número de lectores, pido a usted publicar la presente misiva en su reconocida sección “Cartas a la Dirección”.

“El trabajador tiene más necesidad de respeto que de pan”.

Karl Marx

El llamado acoso laboral o acoso moral en el trabajo es la acción de un hostigador u hostigadores que procuran producir miedo, terror, desprecio o desánimo en el trabajador afectado (Revista venezolana de estudios de la mujer. Caracas. Venezuela. Enero/ junio 2009- Vol. 14/Número 32).

El trabajador agredido puede recibir violencia física, sexual o psicológica a través de actos negativos y hostiles, dentro o fuera del trabajo, por parte de:

-Sus compañeros (acoso horizontal, entre iguales o mobbing).

-Sus superiores (en sentido vertical descendente, también llamado bossing, del inglés boss, jefe).

-Sus subalternos (en sentido vertical ascendente).

-Grupos sociales externos.

Dicha violencia o acoso laboral se produce de forma metódica y recurrente durante un tiempo prolongado, a lo largo de semanas, meses e incluso años, y en ocasiones se añaden “accidentes fortuitos” y hasta agresiones físicas, en los casos más graves.

Lo que se pretende en último término con el acoso, hostigamiento o intimidación es el abandono del trabajo por parte de la víctima -o víctimas-, la cual es considerada por sus agresores como una molestia o amenaza para sus intereses personales, como pueden ser, entre otras:

Necesidad de extorsión, ambición de poder, beneficio económico, mejorar su posición social o laboral, mantener el statu quo -que todo continúe como está- (¿En qué casos procede el cambio de adscripción de una o un trabajador del estado o municipio en Zacatecas? Archundia abogados. WordPress.com).

Las personas que se burlan o agreden a otras de manera verbal, física o psicológica, les producen emociones negativas al ser víctimas de difamación, ofensas, hostilidad, vulgaridad o conflictos.

Estas personas que agreden al resto, generalmente sufren de incapacidad para aceptar nobles ideales y valores morales, y requieren apoyo psicológico o psiquiátrico para dejar de acosar a los demás.

Existe evidencia científica que apoya la teoría de que el vivir en constante estrés y padeciendo agresiones como el acoso, la ira, la depresión, hostigamiento, etcétera, perjudica nuestra salud mental y física, ya que nuestro sistema nervioso y nuestro sistema inmunológico (o sistema de defensa del cuerpo) se relacionan profundamente haciendo que la mente, las emociones y el cuerpo estén siempre conectados (Psicólogo Robert Ader, Facultad de Medicina y Odontología de Rochester).

Al deteriorarse nuestro sistema inmunológico, el organismo puede sufrir cualquier tipo de enfermedades ocasionadas por bacterias o virus (Dr. Santos 2005) y también este deterioro del sistema inmunológico puede generar padecimientos físicos y psicológicos, incluyendo en casos extremos la muerte o el suicidio.

El acoso laboral produce también estrés laboral que es un problema de salud pública que en la actualidad afecta a toda la sociedad (Dr. Melgosa, 1999, p.22).

Los principales efectos negativos del estrés laboral son:

Aumento de la frecuencia cardiaca o palpitaciones, tensión muscular, dificultad para respirar, preocupaciones, dificultad para la toma de decisiones, sensación de confusión, hablar rápido, temblores de las manos, tartamudeo o voz entrecortada (Doval et al. 2004, Efectos negativos del estrés del trabajador).

Algunas de las enfermedades que sobrevienen a consecuencia del estrés laboral son:

Úlcera gástrica, estados de shock, neurosis postraumática, dispepsia (trastornos digestivos), ansiedad, dolor de espalda, accidentes y frustración, entre otras muchas enfermedades (Dr. Villalobos 1999, Enfermedades por Estrés).

El acoso laboral también provoca insomnio, ansiedad, estrés, irritabilidad, hipervigilancia, fatiga, cambios de personalidad, problemas de relación con la pareja, depresión, inseguridad, torpeza, indecisión, conflictos con otras personas e incluso familiares.

Y provoca doble riesgo de contraer asma, artritis, dolores de cabeza, úlceras pépticas y problemas del corazón.

El acoso laboral incluye algunas de las siguientes acciones en contra del trabajador:

1.- Gritar, avasallar o insultar a la víctima cuando está sola o en presencia de otras personas.

2.- Asignarle objetivos o proyectos con plazos que se saben inalcanzables o imposibles de cumplir, y tareas que son manifiestamente inacabables en ese tiempo.

3.- Sobrecargar selectivamente a la víctima con mucho trabajo.

4.- Amenazar de manera continuada a la víctima o coaccionarla.

5.- Quitarle áreas de responsabilidad clave, ofreciéndole a cambio tareas rutinarias, sin interés o incluso ningún trabajo que realizar (hasta que se aburra y se vaya).

6.- Modificar sin decir nada al trabajador las atribuciones o responsabilidades de su puesto de trabajo.

7.- Tratarle de una manera diferente o discriminatoria, usar medidas exclusivas contra él, con vistas a estigmatizarlo ante otros compañeros o jefes.

8.- Ignorarle (hacerle el vacío) o excluirle, hablando sólo a una tercera persona presente, simulando su no existencia (ninguneándolo) o su no presencia física en la oficina, o en las reuniones a las que asiste (como si fuese invisible).

9.- Retener información crucial para su trabajo o manipularla para inducirle a error en su desempeño laboral, y acusarle después de negligencia o faltas profesionales.

10.- Difamar a la víctima, extendiendo por la empresa u organización rumores maliciosos o calumniosos que menoscaban su reputación, su imagen o su profesionalidad.

11.- Infravalorar o no valorar en absoluto el esfuerzo realizado por la víctima, negándose a evaluar periódicamente su trabajo.

12.- Bloquear el desarrollo o la carrera profesional, limitando retrasando o entorpeciendo el acceso a promociones, cursos o seminarios de capacitación.

13.- Ignorar los éxitos profesionales o atribuirlos maliciosamente a otras personas o a elementos ajenos a él, como la casualidad, la suerte, la situación del mercado, etcétera.

14.- Criticar continuamente su trabajo, sus ideas, sus propuestas o sus soluciones.

15.- Monitorizar o controlar malintencionadamente su trabajo con vistas a atacarle o a encontrarle faltas o formas de acusarle de algo.

16.- Bloquear administrativamente a la persona, no dándole traslado, extraviando, retrasando, alterando o manipulando documentos o resoluciones que le afectan.

17.- Ridiculizar su trabajo, sus ideas o los resultados obtenidos ante los demás trabajadores, caricaturizándolo o parodiándolo.

18.- Invadir la privacidad del acosado interviniendo su correo, su teléfono, revisando sus documentos, armarios, cajones, etcétera.

19.- Robar, destruir o sustraer elementos clave para su trabajo.

20.- Atacar sus convicciones personales, sexuales, ideología o religión.

21.- Animar a otros compañeros a participar en cualquiera de las acciones anteriores mediante la persuasión, la coacción o el abuso de autoridad (Foro de profesionales latinoamericanos de seguridad. Qué es el mobbing o acoso laboral: síntomas, modalidades y consecuencias).

El psicólogo o el psiquiatra son los profesionales de la salud más apropiados para tratar el acoso laboral (mobbing, el bossing y el estrés laboral).

Dependiendo de los órganos afectados, el paciente debe ser enviado a las diversas especialidades para ser tratado, incluyendo la especialidad de medicina del trabajo y salud en el trabajo.

* TRATAMIENTO

El tratamiento incluye psicoterapia, la atención especializadas de las enfermedades provocadas a los diferentes órganos y sistemas del trabajador, la ingesta de complejo B proveniente de la alimentación diaria o en suplementos vitamínicos; hasta la ingesta de medicamentos especializados, que en general son indicados temporalmente, aunque hay algunos pacientes que debido a su grado de afectación, podrían requerir tratamiento permanente.

* PREVENCIÓN

La prevención de las enfermedades por acoso laboral se logra evitando sus causas, y para conseguirlo es obligado en primer lugar, eliminar de los centros de trabajo cualquier tipo de violencia verbal, psicológica, física y/ o sexual; ya sea realizada por compañeros de trabajo, por los mandos superiores del trabajador o por los subalternos.

* Se recomienda:

-Mejorar el clima laboral de las Instituciones de gobierno o en las empresas, insistiendo en el respeto y cordialidad en las relaciones entre compañeros y de los jefes hacia sus subalternos.

-También es conveniente impartir dentro de las instituciones públicas o de las empresas, cursos que ayuden a eliminar el acoso laboral.

-Sancionar a quienes acosen de cualquier manera a sus compañeros o subalternos para evitar el acoso en el resto de los trabajadores.

Como siempre, insisto en la imperiosa necesidad de que todas las instituciones de salud federales, estatales y municipales, informen a la población de manera sencilla, breve y frecuente, acerca de las enfermedades y cómo prevenirlas, a través de los medios de comunicación.

En otro tema, desde este influyente medio de comunicación, me solidarizo con los familiares de los muertos, desaparecidos y trabajadores hospitalizados, debido a la explosión ocurrida este 20 de abril, en el complejo petroquímico Pajaritos, en Coatzacoalcos, de la empresa Mexichem.

Elevo mis oraciones para que los familiares, amigos y seres queridos de estos trabajadores encuentren pronta justicia, paz y consuelo a su dolor.

Señor director de Diario de Xalapa, le agradezco una vez más todas las facilidades otorgadas para la publicación de la presente, que pretende realizar una labor social sin fines de lucro.

draabg170568@gmail.com

Anuncios

One comment

  1. orlantha · abril 25, 2016

    Las consecuencias del acoso laboral no solo afecta la salud del trabajador sino a su pareja, como insomnio, ansiedad, etc. Lo lamentable es que en el caso de funcionarios se valgan de su puesto para avasallar y cobrar facturas reales o imaginarias, para sus venganzas personales y no para cumplir con su misión, invirtiendo tiempo y recursos de la Nación para sus perversos fines.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s